Debes empezar a trabajar en Responsabilidad Social Corporativa YA.

Porque estás asumiendo riesgos que exponen innecesariamente la impecable reputación que has tardado años en labrarte.

Porque estás perdiendo la oportunidad de diferenciarte, fidelizar y atraer a nuevos clientes; entre ellos grandes empresas y administraciones públicas que exigen una gestión socialmente responsable a sus proveedores.

Porque el mercado está cambiando y exige a las empresas preocupación sincera y acciones que mejoren la sociedad y no perjudiquen el medio ambiente.